CEO: JORGE AMADO

MILES DE SEGUIDORES, PRESENCIALMENTE O A TRAVÉS DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN DESPIDIERON AL ACTOR «CARLITOS» BALÁ EN EL CEMENTERIO DE LA CHACARITA DE ESTA CIUDAD.

MILES DE SEGUIDORES, PRESENCIALMENTE O A TRAVÉS DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN DESPIDIERON AL ACTOR «CARLITOS» BALÁ EN EL CEMENTERIO DE LA CHACARITA DE ESTA CIUDAD.

Buenos Aires, 24 de septiembre de 2022. Miles de seguidores en forma presencial y otros desde los medios de comunicación acompañaron el cortejo y despidieron en el último adiós al popular humorista Carlos «Carlitos» Balá quien murió a los 97 años en esta ciudad y, sus restos mortales, luego del responso, descansan en el panteón de Actores en el Cementerio porteño de Chacarita.

El actor falleció el jueves en un sanatorio del barrio porteño de Once y sus restos fueron velados el jueves en el Salón Juan Domingo Perón el viernes en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Aproximadamente a las 11 partió el cortejo fúnebre que recorrió distintas calles porteñas, terminó minutos más tarde en el cementerio de la Chacarita luego del responso y del aplauso de una multitud de seguidores que se dieron cita para despedir al popular actor.

El funeral se realizó el viernes de 14:30 a 21 y, durante ese espacio de tiempo se acercaron a despedirlo a Balá sus amigos y colegas, entre ellos Laura «Panam» Franco, José María Listorti, Jorge «Carna» Crivelli, la humorista Costa, la panelista Edith Hermida y la periodista Fanny Mandelbaum, entre otros.

Entre las ofrendas florales se destacaron las de la Asociación Argentina de Actores (AAA), la del Ministerio de Cultura porteño, la del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y la de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC).

Posteriormente, el cuerpo del humorista fue trasladado a una casa velatoria de la calle Córdoba donde sus familiares y su circulo más cercano pudieron despedirlo.

En tanto se convirtieron en virales en las redes sociales las fotos individuales tomadas junto al artista durante su extensa trayectoria, mientras otros seguidores también lo recordaban posteando sus históricas frases y contando anécdotas como la de haber sido uno de los miles de niños que dejaron el chupete en el histórico «chupetómetro» que el actor colocaba en programas televisivos y sus actuaciones teatrales, cine y en circo.

Al velorio realizado este viernes, llegaron gran cantidad de ofrendas florales y predominaron también los colores negro, rojo y blanco del club de fútbol Chacarita, del cual era simpatizante, varias de ellas acompañadas con la cara de Balá y sus históricos gestos y frases.

Asimismo, al homenaje se sumó la presencia, desde el inicio del sepelio, de un antiguo colectivo de la línea 39 donde el humorista inició sus histriónicas actuaciones para el reducido púbico del vehículo de pasajeros donde hizo emocionar a varios de ellos, quienes nunca se lamentaron por haberse pasado de su destino para continuar con el show.

El homenaje continuó en el cementerio de la Chacarita, dónde a la esposa del actor, Martha Venturiello, se la vio acompañada por la actriz «Panam», mientras sus familiares hicieron demorar el cortejo durante el recorrido para que su público diera la despedida final al actor.

El fallecimiento de Balá fue informado el viernes por su nieta, Laura Gelfi, quién indicó: “Estamos devastados pero unidos. Y así se fue él: con la familia unida y mucho amor», mientras destacó en sus redes sociales que le dio «alegría y felicidad a millones de argentinos. Siempre estará con nosotros».

Entre quienes recordaron y despidieron a Balá se manifestó la actriz y conductora Mirtha Legrand, quién expresó: “Carlitos, un ser adorable. Nunca te olvidaremos y estarás siempre en nuestros corazones. Gracias por hacernos bien a grandes y chicos. Adiós Carlitos, ¡para vos todo el honor y toda la gloria! Ea-ea-ea-pe-pé!», posteó que fijó en redes sociales.

Balá inició su actividad artística en radio, más precisamente en «La revista dislocada», pero su éxito llegó con los programas televisivos en ciclos integrados por grandes humoristas argentinos hasta que llegó el momento de encabezar sus programas como «El show de Carlitos Balá», en donde surgieron las recordadas frases: «¿Un gestito de idea?», «¡Sumbudrule!», «Un kilo y dos pancitos», y en donde nació el Chupetómetro, recipiente de plástico en donde los niños se desprendían de sus chupetes y mamaderas.

El animador de ciclos infantiles fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad por la Legislatura Porteña mientras la Asociación de Periodistas de la Televisión (APTRA) le otorgó en 2011 el Permio Martín Fierro a la trayectoria.

Entre otros reconocimientos por su labor, Balá fue distinguido en 2016, a los 91 años, por el papa Francisco en la Ciudad del Vaticano donde fue declarado en Roma «Embajador de la Paz», reconocimiento torgado por la Red Voz por la Paz.

Por último, en 2020, para su cumpleaños 95 y en plena pandemia de Covid-19 que provocó el confinamiento internacional, varios referentes de la actuación del público infantil lo homenajearon con un video que repasaba sus frases célebres y trayectoria del animador.

Balá fue reconocido y es y será recordado como un ícono popular del humor que marcó a varias generaciones de niños, jóvenes y adultos a lo largo de más de cincuenta años de trayectoria artística.

Daniel Banchero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *